5 focos de atención en estos primeros días de confinamiento

    Covid-19 focus d'actuació casal dels infants

    Con nuestros locales y servicios cerrados debido al confinamiento por el Covid-10, llevamos días dedicando todos los esfuerzos a estar en contacto con los niños y niñas, jóvenes y familias que habitualmente acompañamos, darles consejos y herramientas para que pasen los días en casa de la mejor manera posible y, sobre todo, detectar situaciones de especial riesgo que requieran respuestas inmediatas.

    Para ello, nos coordinamos permanentemente con las administraciones públicas, los servicios sociales y las entidades y redes de solidaridad de los barrios donde actuamos. En este contexto, ¿qué situaciones nos ocupan y preocupan especialmente?

    Cobertura necesidades básicas

    Nos encontramos con familias con hijos a cargo que, mayoritariamente, ya hacían frente a una falta de ingresos que se ha agravado con el confinamiento, especialmente cuando algún miembro de la familia ha pasado a estar en el paro. Muchas tienen dificultades para pagar el alquiler o no pueden garantizar las comidas diarias. Trasladamos estos casos a los Servicios Sociales, y estamos recibiendo una respuesta positiva y proactiva.

    En cuanto a garantizar la comida que la escuela cubre para quines tienen beca comedor, es urgente que se desplieguen las tarjetas monedero que permitirán a las familias costearse esta comida, una medida que han anunciado tanto el Departament de Treball, Benestar i Famílies como el Ayuntamiento de Barcelona.

    Vivienda

    El confinamiento de muchas familias está marcado por condiciones inadecuadas en su vivienda. Detectamos casos de sobreocupación -muchas personas viviendo en un espacio pequeño-, familias que viven en locales sin cédula de habitabilidad, otras en situación de ocupación -en algunas ocasiones sin acceso a electricidad ni agua-, o que viven en pisos con poca iluminación y mala ventilación. También hay casos de familias que viven en una habitación o reubicadas en una pensión tras haber sido desahuciadas.

    Pasar muchos días sin salir de este tipo de espacios genera situaciones de angustia y malestar que intentamos detectar, hacerles un seguimiento y trasladar a los servicios sociales.

    Recursos educativos y de juego

    Son muchos los hogares en los que los niños y niñas no tienen suficiente espacio para jugar o un rincón apropiado para hacer los deberes, como tampoco juguetes ni herramientas de aprendizaje o acceso a internet. Las familias se ven desbordadas porque sus hijos e hijas están inquietos. Aquí es clave el papel de nuestro equipo educativo, que les propone juegos, actividades y talleres para que puedan divertirse y tolerar mejor el hecho de estar en casa. Buscamos la manera de que el día a día de estos niños y niñas en el Casal entre en su casa en estos días excepcionales.

    Redes de apoyo

    Es una realidad que afecta sobretodo a las familias migradas, especialmente si son madres a cargo de una familia monoparental. La falta de redes familiares y de círculos de apoyo mutuo hace que muchas no encuentren ayuda para las gestiones del día a día. Muchas mujeres asumen solas las cargas del hogar y los cuidados familiares. Desconocer el idioma y encontrarse una realidad todavía nueva para muchas familias hace que les cueste más entender la situación de confinamiento y gestionar la incertidumbre que conlleva. La comunicación que están manteniendo estos días con los educadores y las educadoras del Casal dels Infants les hace sentir más seguras y acompañadas.

    Acompañamiento emocional

    Los padres y madres. Como también los niños y niñas y los jóvenes, pueden sufrir angustia a raíz del malestar, la incertidumbre y la confusión que generan estas situaciones límite. Estos días estamos muy pendientes de escuchar sus necesidades y buscarles soluciones, ya sea con recursos de nuestros equipos, derivándoles a los Servicios Sociales o buscando apoyos en las redes de solidaridad vecinales.

    Queremos agradecer el esfuerzo extraordinario de todo el equipo y el apoyo incondicional de tantas personas que nos hacéis llegar vuestros ánimos para seguir hacia delante. No vamos a parar. Hasta que vuelvan los abrazos, trabajaremos intensamente para apoyar a niños, niñas, jóvenes y familias. Desde casa, pero con todo lo que podamos activar para estar más cerca que nunca.