El Programa Incorpora en Marruecos promueve la inserción sociolaboral de 1.500 personas en 2017

    Se han creado 531 puestos de trabajo para colectivos en situación de vulnerabilidad
    Representants de les entitats integrants del Programa Incorpora al Marroc

    El Programa Incorpora en Marruecos, impulsado por la Obra Social “la Caixa” y coordinado por el Casal dels Infants, ha conseguido promocionar la inserción sociolaboral de 1.500 personas durante 2017, mediante el acompañamiento de una red de 12 asociaciones. De estas personas, 531 han encontrado trabajo, gracias al compromiso de 270 empresas colaboradoras.

    Estos son los resultados que se compartieron en el encuentro de entidades del programa que se celebró el pasado 11 de diciembre en Tánger, con el objectivo de analizar los datos y flexionar, a través de talleres, sobre las propuestas para seguir garantizando oportunidades para salir adelante a las personas acompañadas.

    “El punto fuerte del programa es precisamente el trabajo en red que se realiza con las 12 entidades participantes. Tiene un impacto potente en colectivos en situación de vulnerabilidad y, en algunos casos, también muy estigmatizados”, explicó Claire Trichot, directora del Casal dels Infants en Marruecos.

    Algunos ejemplos de estos colectivos son jóvenes, mujeres que han vivido la violencia machista, exinternos de centros penitencioarios y personas con diversidad funcional. Uno de los casos destacables es el de la entidad Hasnouna de Tánger, que desde 2006 apoya personas toxicómanas para que superen su adicción y se inserten socialmente. Se trata también de la primera entidad que trabaja para la inserción laboral de extoxicómanos en la región de Oriente Medio, el norte de África y los países subsaharianos francófonos.

    Referente

    Al día siguiente del encuentro, el 12 de diceimbre, las entidades recibieron la vista del gestor de proyectos internacionales del Programa Incorpora de la Obra Social “la Caixa”, Sergi Burrull, que visió las seis ubicadas en Tánger.

    Burrull destacó el éxito de la red en su trabajo de inserción laboral, en un contexto de ”falta de iniciativa del Estado marroquí para ofrecer estímulos a la contratación para las empresas”.

    El Programa Incorpora se puso en marcha en Marruecos en 2009, y en estos años se ha convertido en un referente de éxito a replicar en otros países. De hecho, está previsto impulsar el programa en Túnez. Durante el mes de enero, representantes de entidades sociales tunecinas visitarán Tánger para conocer la red de Marruecos y aprender sus prácticas de éxito.

    Muchos de los colaboradores del Programa Incorpora en Marruecos son pequeñas y medianas empresas muy arraigadas en el territorio. De cara a 2019, el objetivo es que puedan seguir desarrollando su aportación, haciéndola extensiva a patrocinios e iniciativas de formación, así como conseguir el apoyo de empresas multinacionales comprometidas con los objetivos de la red.