Garantizamos un gran verano a 1.600 niños, niñas y jóvenes en situación de vulnerabilidad

    Nens i nenes del Casal dels Infants durant el primer dia de casal d'estiu.

     

    En el Casal dels Infants hemos empezado este lunes nuestras actividades de verano, con las que garantizaremos espacios de ocio educativo gratuitos a 1.600 niños, niñas y jóvenes en situación de vulnerabilidad hasta el 26 de agosto. Entre las novedades de este año, impulsamos por primera vez la Escuela de Verano en Badalona, una apuesta por la participación comunitaria que ofrecerá cursos competenciales, charlas y cápsulas laborales a jóvenes, adultos y familias del barrio de Llefià. También recuperamos el campo de trabajo para jóvenes en Olot, inactivo desde el inicio de la pandemia, que se suma a los de Tavascán y Escaló.

    Necesitamos un gran verano, y desde hoy nos dedicamos a hacerlo posible organizando nuestros casals de verano, colonias, campamentos para adolescentes y campos de trabajo para jóvenes. Acogerán a chicos y chicas de 0 a 21 años que mayoritariamente ya eran participantes de la entidad durante el curso, en los barrios del Raval y el Besòs i el Maresme (Barcelona); Llefià y Sant Roc (Badalona); Santa Rosa, Raval y Fondo (Santa Coloma de Gramenet); la Mina y el Besòs (Sant Adrià de Besòs) y el municipi de Salt. Las inscripciones son de media para cuatro semanas, pero hay niños y niñas que alargarán su participación, cuando el equipo valore que sus necesidades lo requieren.

    Para garantizar este acompañamiento, hemos lanzado el llamado “Necesitamos un gran verano”, con el objetivo de movilizar la ciudadanía y conseguir donativos que ayuden a cubrir la financiación de las actividades de verano. A modo de ejemplo, un donativo de 50 euros garantizará que un niño o niña cuente con el servicio de comedor al mediodía durante dos semanas mientras hace las actividades del Casal dels Infants. Con una aportación de 120 euros, un niño o niña realizará una semana de casal de verano con el almuerzo incluido, y con 300 podrá irse de colonias durante cinco días. Ya puedes hacer tu donativo de forma sencilla aquí.
     

    Garantizar el derecho al ocio educativo

    La directora general del Casal dels Infants, Rosa Balaguer, ha destacado la necesidad de garantizar el derecho al ocio educativo de todos los niños, niñs y jóvenes, en igualdad de condiciones: “No se trata de un capricho, sino de un derecho de la infancia y una actividad clave para su desarrollo adecuado. Garantizarles espacios de juego, recreo y aprendizaje es especialmente necesario para los hijos e hijas de familias que no tienen recursos, tiempo ni espacios para que se lo pasen bien y aprendan”.

    Durante el verano también priorizamos acercar a los chicos y chicas a espacios naturales fuera de su entorno urbano, para que cojan aire, rompan con la rutina, disfruten de la naturaleza y conozcan el territorio que los rodea. Las colonias, campamentos y campos de trabajo tendrán lugar en 12 municipios de nueve comarcas catalanas. “Hay que recordar que tres de cada diez familias en Catalunya no se pueden permitir irse una semana de vacaciones una veza al año. Si hablamos de los hogares que sufren la pobreza, es casi inimaginable que puedan hacerlo”, ha señalado Balaguer. Nuestra programación también incluye actividades culturales que enriquecen las vacaciones de los niños, niñas y jóvenes, como visitas a museos y talleres creativos.
     

    Prevenir situaciones de riesgo

    Por otro lado, durante el verano seguiremos haciendo un seguimiento de la situación social de los niños, niñas y jóvenes que acompañamos, como valora Balaguer: “El verano es muy largo y las desigualdades no hacen vacaciones. Con las escuelas y losinstitutos cerrados, en estos tres meses somos el único espacio de referencia para los hicos y chicas que vela por su bienestar, fuera del núcleo familiar. Nos coordinamos con las familias y los servicios sociales para seguir previniendo y atendiendo posibles riesgos”.

    Cabe tener en cuenta que en Catalunya medio millón de niños y niñas se encuentran en riesgo de pobreza o exclusión social, uno de cada tres. Estos niños y niñas son quienes más han sufrido los efectos de la pandemia, porque en muchos casos sus familias han visto agravada su situación de falta de ingresos y sus condiciones de vida han empeorado.

     

    Refuerzo educativo y derecho a la alimentación

    Otro de nuestros ejes de actuación durante el verano es garantizar ratos de refuerzo educativo para que los niños, niñas y jóvenes consoliden lo que han aprendido durante el curso, y así en septiembre retomen los estudios con garantías de éxito. De esta manera, pretende evitar que, por el hecho de no tener acceso a actividades de ocio educativo, durante el verano sufran una pérdida de aprendizaje equivalente a dos o tres cursos de escolarización, según señalan diversos estudios recogidos por la campaña Verano Enriquecido de la alianza Educació 360, de la cual el Casal dels Infants formamos parte. En este sentido, el servicio CatEstiu, que impulsamos en el barrio del Raval de Barcelona, se centra en el refuerzo educativo de los niños y niñas que más necesitan este apoyo en el aprendizaje durante el verano.

    Así mismo, también queremos garantizamos el derecho a la alimentación de los chicos y chicas que participan en el Casal durante el verano, garantizándoles un almuerzo nutritivo, y todas las comidas cuando están de colonias, campamentos o campos de trabajo.

     

    Una escuela de verano comunitaria en el barrio de Llefià

    En el Casal dels Infants de Badalona estrenamos este año la Escela de Verano, una apuesta de actividades, cursos competenciales, charlas y cápsulas laborales para jóvenes, adultos y familios del barrio de Llefià y otros limítrofes. LA escuela tendrá lugar del 4 al 29 de julio en la sede badalonesa de la entidad, y surge del deseo de abrirnos al barrio y favorecer la participación comunitaria, debilitada por la pandemia. Está dirigida a todo el vecindario, y entre las propuestas hay salidas lingüísticas para conocer la ciudad y practicar el catalán, actividades lúdicas en familia, cursos para fortalecer las competencias digitales y cápsulas para preparar procesos de selección laboral. También se ofrecerán charlas con entidades del territorio para abordar temas de interés como los derechos de las mujeres, el derecho a la vivienda en Badalona, la salud infantil y cómo actuar ante situaciones de emergencia en la calle.


    Campos de trabajo y apoyo maternoinfantil

    En estas semanas los chicos y chicas tendrán la oportunidad de compartir un espacio de convivencia entre iguales, fortalecer valores como el compañerismo, el respeto por los demás y el cuidado del entorno: “Es clave para su bienestar emocional que recuperen espacios para relacionarse y compartir, tras muchos esfuerzos por seguir las restricciones de la pandemia en los últimos meses”, ha valorado Balaguer. Saliendo de su entorno familiar durante las colonias, campamentos y campos de trabajo también reforzarán su autonomía.

    Este año recuperams el campo de trabajo en Olot, inactivo desde el inicio de la pandemia, gracias a la colaboración con el Ayuntamiento de la ciudad y el Agrupament Escolta i Guia Nostra Dona d’Olot. Una veintena de jóvenes del Casal dels Infants de Santa Coloma de Gramenet, con el apoyo del Ayuntamiento y de técnicos del Parque Natural de la Zona Volcánica de la Garrotxa, harán tareas de limpieza de especies invasoras en los humedales de la Moixina, que amenazan la preservación de la libélula azul autóctona. También harán salidas para conocer el territorio con el apoyo del Agrupament Escolta, y compartirán actividades con jóvenes con discapacidad física e intelectual participantes de la entidad Integra.

    Por otro lado, volveremos a organizar un segundo campo de trabajo en los pueblos de Tavascan y Escaló, en el Pallars Sobirà. Con la colaboración de los ayuntamientos de los municipios de Lladorre y la Guingueta d’Àneu, los hicos y chicas ayudarán a la brigada municipal de cada municipio en tareas de adecuación de espacios, caminos y patrimonio histórico del territorio. También gozarán de excursiones y actividades de ocio educativo en un entorno natural privilegiado.

    Finalmente, mantendremos en funcionamiento durante el mes de julio el servicio maternoinfantil Vincles —también en agosto en el Casal dels Infants de Santa Coloma de Gramenet—, donde participan madres en situación de vulnerabilidad con hijos e hijas menores de tres años. El objetivo es reforzar el vínculo entre madres e hijos, trabajar competencias con las mujeres para su inclusión social y dinamizar actividades para estimular el desarrollo cognitivo y psicomotriz de los niños y niñas.