Hamza Joulila: del Casal dels Infants a jefe de sala del restaurante Moka

    En 2005 Hamza llegaba solo a Barcelona, con todos los interrogantes de un adolescente que aterriza solo en una gran ciudad europea, dejando atrás a su familia y amigos en Marruecos para luchar por un futuro mejor. No sabía hacia donde avanzar, y en el Casal dels Infants encontró el apoyo para hacer “el primer paso en la vida”, como le gusta decir. En la asociación descubrió la pasión por la hostelería y una puerta para crecer y mejorar en el oficio. Quien lo acogió y confió en su potencial fue el equipo del histórico restaurante Moka de la Rambla de Barcelona. Allí hizo las prácticas, lo contrataron para fregar platos y, a baso de trabajo y amor por su trabajo, hoy es el jefe de sala.