La gran fiesta del verano del Casal dels Infants reivindica el derecho de los niños, niñas y jóvenes a disfrutar del verano

    Descárgate la guía con todas las actividades de verano del Casal dels Infants

     

    Cerca de 700 niños, niñas y adolescentes participaron el miércoles 3 de julio en la gran fiesta del verano del Casal dels Infants, en una mañana llena de actividades y talleres lúdicos que sirvió para reivindicar el derecho de todos los niños y niñas, adolescentes y jóvenes a disfrutar de las vacaciones.


    Aunque los casales de verano ya llevaban unos días de rodaje (empezaron sus actividades el 25 de junio), la fiesta también fue el pistoletazo de salida de las actividades de verano del Casal, que se alargarán hasta el 30 de agosto.


    Este año, 1.600 niños, niñas y jóvenes en situación de vulnerabilidad de 0 a 21 años disfrutarán de casales de verano, colonias, campamentos, campos de trabajo o el proyecto de refuerzo del catalán CAT-Etiu. También podrán tomar parte en otros servicios que adaptan sus contenidos durante el verano.

     

    El grup d'infants i adolescents que van participar en la gran festa de l'estiu a l'escola Rafael Alberti
    El grupo de niños, niñas y adolescentes que participaron en la gran fiesta del verano, sentados en las gradas del instituto Rafael Alberti

     

    La directora técnica del Casal dels Infants, Agnès Pàmies, destacó la importancia de velar porque todos los niños, niñas y jóvenes pueden pasárselo bien durante las vacaciones: “Gozar del ocio no es secundario, es un derecho que tienen reconocido todos los niños y niñas y un factor clave en su desarrollo”.


    Así mismo, reclamó la necesidad de acompañar durante el verano a quienes tienen menos oportunidades de disfrutarlo: “Muchas familias viven dificultades para salir adelante y no pueden ofrecer actividades a sus hijos. Garantizar espacios de ocio a sus hijos e hijas en julio y agosto es imprescindible para no agravar su riesgo de exclusión social y avanzar hacia una sociedad justa y cohesionada”. En cuanto a la alimentación, las actividades de verano del Casal dels Infants también garantizan un almuerzo adecuado.

     
    Reforzar conocimientos y competencias
    Las vacaciones también deben servir para reforzar todo aquello que los niños y niñas han aprendido durante el curso y garantizar así que en septiembre estén preparados para volver a las aulas. Para avanzar en esta dirección, el servicio CatEstiu ofrece apoyo educativo al alumnado recién llegado a Catalunya para que alcance y consolide un nivel de catalán suficiente para afrontar el curso escolar.


    Por otro lado, la asociación quiere fortalecer a las familias con hijos menores de 3 años que no hayan ido a la guardería y empiecen P3 en septiembre. Este es el objetivo de AP3, el servicio maternoinfantil que se desarrollará con 20 familias en el barrio de Sant Roc de Badalona: “Son madres que a menudo tienen muchas dudas sobre el funcionamiento de la escuela. No saben qué se encontraran y cómo gestionar el cambio. Queremos que pierdan el miedo y adquieran hábitos y rutinas que se encontrarán en las aulas, que se vayan familiarizando con el sistema educativo”, explicó Pàmies.

     
    Disfrutar de la naturaleza y compartir valores

    Las actividades de verano del Casal dels Infants también permiten a los chicos y chicas que toman parte en ellas salir del entorno urbano, conocer otras realidades y entrar en contacto con la naturaleza, una oportunidad que a menudo no tienen a su alcance. Más allá de los cinco municipios en los que la entidad actúa durante todo el año (Barcelona, Badalona, Sant Adrià de Besòs, Santa Coloma de Gramenet y Salt), durante el verano realizará sus actividades en 16 municipios distribuidos en 10 comarcas de las cuatro provincias catalanas.


    Este verano hace precisamente 25 años que la asociación organiza campamentos para adolescentes en el corazón del Parque Natural del Alto Pirineo, en los pobladod de Noarre y Tavascan (Lladorre), donde los chicos y chicas pueden descubrir montañas, ríos y lagos excepcionales.


    Por encima de todo, con todas estas actividades el Casal dels Infants quiere reivindicar la importancia de compartir las experiencias a través del compañerismo y el apoyo mutuo: “Queremos transmitir a los chicos y chicas el valor del respeto por los compañeros y hacia nuevos entornos y comunidades, y a la vez fortalecer su autonomía y su autoestima”, ha señalado Pàmies.
     

     

    Dos nens saluden abraçats mentre fan una activitat de patinatge.
    El compañerismo y el respeto por los demás son valores que el Casal dels Infants trata de transmitir a los niños, niñas y jóvenes.


     
    Apoyo de la ciudadanía

    Para hacer posibles estas actividades, la asociación ha lanzado el llamado “Abiertos por vacaciones” para que la ciudadanía aporte donativos: “Necesitamos el compromiso de mucha gente que nos apoye para garantizar un veranos en igualdad de oportunidades”, valoró Pàmies.


    Con una aportación puntual de 20 euros, por ejemplo, un niño o niña podrá disfrutar de un día de excursión; con 50 euros, tendrá garantizado un día de colonias; con 120 euros; vivirá una semana de casal del verano con almuerzo, y con 350 euros, se irá una semana de colonias. Los donativos se pueden realizar en la web del Casal dels Infants:https://www.casaldelsinfants.org.
     

    Otra manera de implicare con la asociación este verano es haciendo voluntariado, dado que la entidad necesita sumar a 600 personas voluntarias a su equipo educativo en julio y agosto. Las personas interesadas pueden llamar al 933170013 o escribir un correo electrónico a voluntariat@casaldelsinfants.org. Para más información, pueden consultar la web https://www.casaldelsinfants.org/voluntariat.