“Tot a punt”, un nuevo servicio de autoreparación textil gratuito en el Raval

    El Casal dels Infants inaugura el miércoles 30 de enero a las 11 h “Tot a punt”, un nuevo servicio de autoreparación textil comunitario y gratuito en el barrio del Raval de Barcelona, concretamente en el local de la asociación ubicado en el número 22 de la calle de la Reina Amàlia. Un grupo de mujeres que participan en el Casal han sido formadas durante tres meses y a partir del 11 de febrero, día en el que el servicio entra en funcionamiento, ayudarán a todo el que quiera a reparar piezas de ropa dañadas. El servicio abrirá por las mañanas los lunes y los miércoles (de 10 h a 13 h( y por las tardes los martes y los miércoles (de 17.30 h a 19.30 h).


    “Tot a punt”, creado con el apoyo del Ayuntamiento de Barcelona y Barcelona Activa, quiere ser un espacio de encuentro y apoyo mutuo para el vecindario de barrio, que sensibilice sobre la importancia del reaprovechamiento. De esta manera, el servicio quiere reivindicar una alternativa de consumo solidaria, que aumente la capacidad de ahorro de las familias y disminuya el impacto sobre el medio ambiente.


    Las 10 mujeres participantes empezaron en noviembre una formación para poder iniciar el servicio, impartida por dos profesionales de Sistemes Medioambientals: “Algunas ya tenían conocimientos previos de costura, y lo que han aprendido son técnicas básicas para poder hacer arreglos con máquinas de coser, como reparar agujeros o estrechar y ensanchar piezas”, explica Susagna Navó, una de las formadoras.


    Hadija Raissouni, una de las participantes de “Tot a punt”, conoció el servicio porque le habló de él la educadora de su hija en el Casal. Siempre le había gustado coser en su tiempo libre, así que no se lo pensó dos veces y se apuntó: “Aquí tengo un espacio para aprender costura y dejar a mi hija acompañada, es maravilloso para mí, y así también podemos hacer alguna cosa para el barrio”, explica.


    Khadija tiene el sueño de dedicarse profesionalmente a la costura, como también lo tiene su compañera Mariana Budui”Tot a punt me está encantando, y pienso que más adelante, con todo lo que he aprendido, quizás puedo tener unos ingresos trabajando por mi propia cuenta”, comenta Mariana. Hace años que buscaba un curso para aprender a coser mejor, pero no se apuntaba a ninguno porque todos eran de pago.


    Autoconfianza, apoyo mutuo y lenguas
    Más allá de progresar con el hilo y la aguja, las participantes también salen ganando en confianza en sí mismas, en autoestima y en la capacidad de establecer relaciones de apoyo mutuo. Esther Mas, educadora del Casal dels Infants, destaca que son mujeres que dedican la mayoría de su tiempo a la crianza de sus hijos y a otras cargas domésticas: “Aquí pueden pensar en sí mismas, descubrir sus habilidades y reconocerse como mujeres, más allá de su rol materno”, explica.


    Otro aspecto que permite trabajar “Tot a punt” son las competencias idiomáticas. La mayoría de las participantes son mujeres inmigradas, y tener que comunicarse entre ellas en el taller de autoreparación es un estímulo de aprendizaje, como remarca Khadija: “Yo hace 10 años que estoy en Catalunya, pero sigo teniendo problemas con la gramática. Aquí tengo que hablar y escuchar mucho, y esto me hace mejorar con la lengua”.


    El acto de inauguración el miércoles 30 de enero a las 11 h está abierto a las entidades del barrio y a todo el mundo que esté interesado en conocer “Tot a punt”. Las participantes y las educadoras expondrán en qué consiste el servicio y cómo ha sido el proceso que ha permitido crearlo.