'Venim a celebrar que tots som iguals', la canción trap del Casal Obert d’Adolescents de Salt

    Chicos y chicas del Casal Obert d’Adolescents (COA) del Casal dels Infants de Salt empezaron en octubre de 2018 un proceso creativo para hacer una canción entre todos y todas. Lo hicieron con el apoyo de Alicia y Arnau, el equipo educativo del servicio, y también con el acompañamiento de talleristas de asociación Arrels Urbanes a través del proyecto Roots and Beats.

    Meses más tarde, a las puertas del verano, salían del estudio de grabación de la Casa de la Música del Gironès con el trabajo hecho. “Venim a celebrar que tots som iguals” fue el resultado final, hasta grabaron un videoclip en el que algunos de ellos y ellas bailaban a ritmo de trap en las calles de Salt.

    “Alicia me llamó un día y me dijo que nos tenía que hablar de algo muy especial”, explica Madou, uno de los participantes del COA, cuando recuerda cómo empezó todo. Cuando el grupo supo el motivo de tanto misterio, nadie se decepcionó. Enseguida se organizaron en tres grupos: uno para quienes quisieran cantar, uno para percusionistas y un tercero para quienes trabajarían la coreografía del videoclip. 

    El contenido de la canción también lo decidieron colectivamente: “Para decidir el tema y la letra escribimos en una cartulina diferentes propuestas de títulos y después palabras que nos sugerían ideas. A partir de aquí debatimos”, comenta Bidia, que también participa en el COA. Lo que finalmente quedó plasmado en la canción es el orgullo por el hecho de ser de Salt que sienten los chicos y chicas, sus ganas de luchar por un futuro y la crítica del racismo y las desigualdades: “Decimos que somos de Salt y que nos gusta vivir aquí”, resume Madou.

    En este  vídeo, participantes del COA de Salt explican cómo estaba siendo el proceso creativo de la canción cuando todavía estaban creándola.

    Madou (participante COA Salt): “Decimos que somos de Salt y que nos gusta vivir aquí”

    Con la canción y el proceso creativo que ha conllevado, en definitiva, Arrels Urbanes y el Casal dels Infants han querido transmitir a los jóvenes que la música comunitaria es una herramienta para empoderarse y transformar la sociedad: “Ha sido una experiencia muy enriquecedora y motivadora de aprendizaje compartido, fruto del trabajo en equipo”, concluye Alicia.