El Casal dels Infants trabaja en red para mejorar la protección transnacional de los derechos de los niños y jóvenes que migran solos desde Marruecos

    Set persones sentades una al costat de l'altra davant d'una pantalla durnat la presentació del projecte Rassif.
    Entitats catalanes i marroquines i joves que han passat per un procés migratori durant la presentació de Rassif a la Universitat Pompeu Fabra.

     

    El Casal dels Infants ha presentado esta semana, en Barcelona y Santa Coloma de Gramenet, su proyecto Rassif, que impulsa desde Tánger y Casablanca para mejorar el trabajo en red en la defensa de los derechos de niños y jóvenes que migran solos desde Marruecos, desde un enfoque transnacional y basado en los derechos humanos.

    Rassif nació en el año 2018 realizando un diagnóstico inicial de la situación de los jóvenes en proceso migratorio en Tánger y de los que habían llegado a Barcelona. Este diagnóstico permite definir un modelo de intervención que actualmente el Casal dels Infants desarrolla con la Asociación AIDA y las entidades locales AICEED (Tánger) y Bayti (Casablanca).

    El primer eje de actuación de Rassif en Marruecos es el acompañamiento a niños en situación de calle en Casablanca y Tánger, trabajando para garantizar su acceso a los derechos básicos y para reducir su exposición a situaciones de grave vulnerabilidad. En los últimos años, ha detallado Claire Trichot, directora del Casal dels Infants en Marruecos-, y en más de un 60% de los casos se ha conseguido conectarlos con recursos de cobertura de las necesidades básicas (alimentación, higiene, alojamiento y atención sanitaria). Un 30% han estado reagrupados con su familia o bien han conseguido salir de la situación de calle a medio plazo.

     

    Claire Trichot parla durant la presentació.
    Claire Trichot, directora del Casal dels Infants en Marruecos, habla durante la presentación del proyecto Rassif en la Universidad Pompeu Fabra.

     

    En segundo lugar, reforzar las competencias e intercambio de buenas prácticas entre entidades sociales de Tánger, Casablanca y Barcelona para mejorar el acompañamiento de chicos y chicas. En el último año, esta vertiente se ha trabajado en colaboración con el grupo de investigación de la Universidad Pompeu Fabra Transgang, especializados en el abordaje de la situación de grupos juveniles de calle desde un enfoque centrado en la mediación. Profesionales del acompañamiento a niños y jóvenes en proceso migratorio, de Barcelona, Tánger y Casablanca, han compartido mensualmente espacios de reflexión para abordar cómo garantizar los derechos de los niños y niñas, tanto en origen, como en tránsito y en destino.

    Los dos jóvenes, testimonios de un proceso migratorio que han participado en la presentación han expresado la urgencia de cambiar la Ley de Extranjería y de dar oportunidad a los jóvenes, tanto en Marruecos como en Cataluña. “Aquí, si estudias, tienes trabajo. En Marruecos, por mucho que estudies, te quedas en casa igualmente sin trabajar”, relató Houssaine Ben Azza, uno de los jóvenes y participantes de Casal dels Infants, en la prestación en la Universidad Pompeu Fabra.

     

    Dos joves darrere d'un micròfon durant la presentació.
    Houssaine y Chaymae cuentan su historia en la presentación del proyecto Rassif.

     

    Finalmente, Rassif también promueve una estrategia de sensibilización sobre la situación de niños y jóvenes migrantes solos, así como incidencia política delante las administraciones públicas de los tres territorios, con el objetivo que garanticen un sistema de protección de sus derechos desde una perspectiva transnacional. 

    Esta estrategia es concreta en las siguientes propuestas de trabajo:

    1. Recordar a los Estados que el interés superior del infante es una consideración primordial y que ha estado integrado y aplicado en todos los procedimientos legislativos, administrativos, judiciales, así como en la totalidad de las políticas, programas y proyectos relativos con niños y niñas, también los que tengan un impacto sobre los y las menores migrantes solos/as.

    2. Exigir el respeto de los mecanismos del seguimiento de la aplicación de la Convención sobre los Derechos de los Niños y sus protocolos facultativos, cumplir con las resoluciones del Comité de Derechos del Niño en relación con la situación de los y las menores migrantes solos/as e integrarlos los informes de cada Estado sobre la aplicación de la Convención.

    3. Crear una red de acogida para los menores migrantes solos/as que faciliten el acceso en los centros de protección, mediante un modelo de dispositivos de proximidad, como centros de día y otros servicios asistenciales, en colaboración con la sociedad civil. Esta red ha de proveer las necesidades básicas a los niños, niñas y jóvenes en situación de calle, orientación a centros de protección y facilitar el tránsito hacia la emancipación y la cobertura de las necesidades básicas de la juventud. También se ha de implementar mecanismos y estrategias para garantizar sus derechos a la salud física y mental, el acceso a la vivienda y la formación e inserción laboral. 

    4. Promover una red comunitaria entre entidades y profesionales de Marruecos y Cataluña de intercambio de información, buenas prácticas, conocimiento, sensibilización e incidencia política. 

    5. La red tendrá en cuenta la perspectiva de género y pondría el acento en dar a conocer la situación de las niñas y jóvenes migradas solas, que afrontan mayores situaciones de violencia y discriminación por el hecho de ser mujeres y migradas. La realidad de los niños y niñas jóvenes se ve invisibilizada por el hecho de que las migraciones les llevan a cabo, mayoritariamente, niños y chicos jóvenes, así como por la misma discriminación de género. Se promoverá también el trabajo sobre otros modelos de masculinidad con los jóvenes. 

    6. Promover la participación de menores y jóvenes migrantes solos, y la de sus familias, en espacios transnacionales que favorezcan su empoderamiento y visibilidad. Estos espacios han de darles voz propia y hacer partícipe a los niños y niñas en las estrategias de incidencia y sensibilización de la red transnacional que defiende sus derechos. 

    7. Favorecer la difusión del relato propio de los niños, niñas y jóvenes, así como el de sus familias, sobre su situación, experiencias y trayectorias, para que puedan reivindicar sus derechos y luchar contra la estigmatización y discriminación.

     

    Haz posible que sigamos acompañando y apoyando a niños, jóvenes y familias en situación de vulnerabilidad. 

    Haz voluntariado. Infórmate aquí.

    Haz un donativo aquí.